Archivo de la etiqueta: partidos

La Política y los partidos después de Obama

Si es cierto, el tema de las elecciones norteamericanas creo que nos tiene un tanto aburridos a todos, pero bueno, el tema es demasiado interesante, por lo cual creo podremos seguir escribiendo sobre él, un buen tiempo.

Hace unos días leía un artículo en el diario El País , sobre el efecto en la organización del partido Demócrata que tuvo y que tendrá el “fenómeno Obama”, y sobre el cambio en la manera de ejercer el liderazgo que produjo dicha campaña.

Obama en sus procesos de campaña, más que realizar grandes innovaciones, supo utilizar de una manera eficiente y con una mirada estratégica, las herramientas que le entregaba la red. Supo rentabilizar su uso, generando grandes redes de recaudación de fondos y creando una gran base de datos, la cual utilizó y sin duda seguirá utilizando.

Para las primarias, en donde Hillary Clinton contaba con el favor de gran parte de la “maquinaria partidista” demócrata; Obama y su equipo tuvieron que ingeniárselas para saltar esa piedra de tope, y transformar lo que era un problema, en una oportunidad. Para esto utilizó la red, saltándose esta gran red partidista y generando un movimiento en torno a su figura.

Bueno, sabemos como sigue la historia, Obama ganó las primarias y las elecciones norteamericanas, y siguiendo este anális, ¿para que necesitaría el partido el presidente electo, si cuenta con una red de millones de adherentes?, los cuales estuvieron en una etapa dispuestos a invertir tiempo y dinero en un proyecto que los seducía, y sin seguirán siendo miembros activos del “fenómeno”. La red que le entregaba el partido a Obama, de adherentes, activistas y recursos; fue sobrepasada por el movimiento que supo crear inteligentemente el candidato.

Sin duda, para conformar cualquier equipo de gobierno, cualquier presidente necesita de una estructura política que lo sostenga, necesita de parlamentarios, alcaldes y una red de confianzas a lo largo del territorio que le entregue gobernabilidad, pero ahí viene otro desafío: el compatibilizar esta red de apoyo tradicional, con este movimiento descentralizado, transversal y directo. Un ejemplo interesante es Change.gov.