Cambio de Mando Digital

¿Quien es el dueño de las cuentas de redes sociales de las instituciones públicas?, ¿quien es el propietario  de los perfiles en Facebook o Twitter o los vídeos publicados en Youtube de un ministerio o servicio del Estado?.

Estamos a poco mas de un mes del cambio de administración y poco o nada se ha discutido al respecto. En el mundo, tampoco existe mucha literatura sobre el como traspasar ordenadamente las cuentas de una gobierno a otro.

¿Son un bien público los contenidos publicados en redes sociales?, ¿son estos propios de un gobierno o son de propiedad del Estado dichos contenidos?

Algunos pueden pensar que esta discusión es trivial, mal que mal él borrar una cuenta o su contenido en redes sociales es algo simple y cualquiera puede hacerlo. Pero a mi juicio este tema debe ser tomada en serio, creo que es relevante el buscar un protocolo de traspaso ordenado del contenido y propiedad de redes sociales gubernamentales.

Son hoy las redes sociales un medio eficiente para la difusión y sociabilización de políticas públicas y definiciones políticas, por lo cual parece importante mantener cierta continuidad y coherencia en su uso y gestión.

Por todo esto, creo que es importante considerar:

  • Deben ser entregadas las claves de las cuentas gubernamentales a la nueva administración.
  • Ha de existir un compromiso de los nuevos usuarios de mantener el carácter gubernamental de dichas cuentas.
  • El contenido publicado por la administración anterior no deberían ser borrados.
  • Los nuevos usuarios pueden disponer a discreción y de acuerdo a sus criterios la personalización y formas de usos de las redes entregadas.
  • En la medida que la red social lo permita, los contenidos generados han de licenciarse bajo Creative Commons.

Sobre los contenidos de los sitios, existe una normativa que garantiza y obliga su almacenamiento, no así su disposición en la red, por lo cual  creo que esto queda a criterio de los administradores de los sitios. Es una decisión política, que a mi juicio debe tomar la administración entrante.

¿Qué hicimos el 2010?

Hace cuatro años cuando asumimos el gobierno, la tecnología y la penetración del uso de internet y redes sociales era muy baja, y mas que destacar el activo uso de estos medios en la administración del presidente Piñera, creo que existen algunas experiencias que sería interesante destacar y compartir:

  •  Se invitó y asesoró a las autoridades y reparticiones públicas en el uso de las redes sociales.
  • Tendimos al uso de cms (content management system) opensource y no de cms privativos.
  • Creamos y distribuímos plantillas gratuitas para todo aquel que quisiera usarlas (en HTML y para WordPress)
  • La mayor cantidad de contenido fue licenciado bajo Creative Commons.
  • Tratamos de adherir a estándares (W3C)

Con todo esto, creo que los principales problemas que se pueden presentar a la hora de establecer políticas para la creación de sitios de gobierno son:

Usar cms privativos. Recuerdo que cuando llegamos al gobierno era generalizada la costumbre de contratar a dos o tres empresas que poseían cms propios las cuales, por una razón que aún no término de comprender eran propietarias del contenido y no permitían que lo usuarios pudieran hacer cambios ágiles y hasta embeber un video o cambiar un banner era un “desarrollo” que tenía que ser cuantificado en horas de hombre y valorizado. Estoy hacia que los sitios de gobiernos fuesen elefantes blancos que no podían reaccionar oportunamente a los cambios.

La responsabilidad de la comunicación dígital y la gestión de los sitios debe recaer en los equipos de comunicaciones y no en Informatica. Hoy por hoy la tecnología  es un commodity y la velocidad de los cambios requieren que estos sean rápidos, una buena plantilla de WordPress, Drupal o Joomla permite realizar cambios rápidos en los portales (como agregar un streaming de video o un banner).

Informatica debe colaborar en esto, dando soporte de tecnología y seguridad, pero no siendo quien decide el devenir de los portales de gobierno.

Lo que faltó en esta administración, fue el contar con herramientas de coordinación eficientes, que permitieran realizar acciones digitales coordinadas a lo largo de todo el gobierno, ojalá esta institucionalidad de una suerte de “Agencia Digital Gubernamental”, sea una oportunidad que recoja la administración que asume en marzo.