Propaganda

maxresdefault

Hace un par de días se estrenó Propaganda (www.propagandalapelicula.com), un documental sobre la campaña presidencial del 2013.

El documental es un gran registro del devenir de las peculiares campaña del año, en donde había una candidata virtualmente ganadora, la centro-derecha con tres candidatos en un año y un variopinto set de candidatos menores, entre ellos uno con un peligroso populismo, que en total sumaban nueve. Además de ser la primera elección nacional con voto voluntarios. Por lo cual el panorama era bastante diverso y con pocas posibilidades de pronósticos serios.

Más que una crítica política, propaganda es un cuestionamiento a la manera en que los candidatos enfrentan la necesidad de mostrarse a sus audiencias, con una comunicación o más bien publicidad masiva, sucia y poco segmentada. En donde poco o nada queda de mensaje y se busca saturar a la población con imágenes y frases repetidas.

Experiencias como la campaña de Piñera el 2009, la senatorial de Francisco Chahuán, la de Giorgio Jackson el 2013 o las clásicas ya tres campañas de Obama (primarias y dos presidenciales), muestran que en distintas escalas es posible hacer un uso racional, profesional y segmentado de los recursos y mensajes.

Entendiendo que la segmentación de los discursos, pueden tornarse un factor decisivo a la hora de lograr un engagement con los eventuales electores.

El problema es, ¿Cual es el costo por contacto y la efectividad real de esta segmentación?, en el amplio sentido de la palabra, desde los recursos económicos y/o humanos, para lograr que gran volumen de ciudadanos reciban un mensaje y sean proclives a votar por determinada persona o sector.

Claramente los resultados de las elecciones, no dependen sólo de cuán profesionales o no sean las campañas, existen factores atmosféricos que influyen fuertemente en la decisión electoral de las personas. Pero sí, la campaña y la manera de enfrentar territorialmente

Propaganda, es una invitación a abrir un debate sobre cual es realmente el impacto real de las campañas masivas, que terminan siendo iguales a una campaña de un jabón, y la falta de mensajes segmentados y creíbles en las campañas que se vienen.

A ratos la gran mayoría de las campañas políticas terminan siendo como esto:

Cambio de Mando Digital

¿Quien es el dueño de las cuentas de redes sociales de las instituciones públicas?, ¿quien es el propietario  de los perfiles en Facebook o Twitter o los vídeos publicados en Youtube de un ministerio o servicio del Estado?.

Estamos a poco mas de un mes del cambio de administración y poco o nada se ha discutido al respecto. En el mundo, tampoco existe mucha literatura sobre el como traspasar ordenadamente las cuentas de una gobierno a otro.

¿Son un bien público los contenidos publicados en redes sociales?, ¿son estos propios de un gobierno o son de propiedad del Estado dichos contenidos?

Algunos pueden pensar que esta discusión es trivial, mal que mal él borrar una cuenta o su contenido en redes sociales es algo simple y cualquiera puede hacerlo. Pero a mi juicio este tema debe ser tomada en serio, creo que es relevante el buscar un protocolo de traspaso ordenado del contenido y propiedad de redes sociales gubernamentales.

Son hoy las redes sociales un medio eficiente para la difusión y sociabilización de políticas públicas y definiciones políticas, por lo cual parece importante mantener cierta continuidad y coherencia en su uso y gestión.

Por todo esto, creo que es importante considerar:

  • Deben ser entregadas las claves de las cuentas gubernamentales a la nueva administración.
  • Ha de existir un compromiso de los nuevos usuarios de mantener el carácter gubernamental de dichas cuentas.
  • El contenido publicado por la administración anterior no deberían ser borrados.
  • Los nuevos usuarios pueden disponer a discreción y de acuerdo a sus criterios la personalización y formas de usos de las redes entregadas.
  • En la medida que la red social lo permita, los contenidos generados han de licenciarse bajo Creative Commons.

Sobre los contenidos de los sitios, existe una normativa que garantiza y obliga su almacenamiento, no así su disposición en la red, por lo cual  creo que esto queda a criterio de los administradores de los sitios. Es una decisión política, que a mi juicio debe tomar la administración entrante.

¿Qué hicimos el 2010?

Hace cuatro años cuando asumimos el gobierno, la tecnología y la penetración del uso de internet y redes sociales era muy baja, y mas que destacar el activo uso de estos medios en la administración del presidente Piñera, creo que existen algunas experiencias que sería interesante destacar y compartir:

  •  Se invitó y asesoró a las autoridades y reparticiones públicas en el uso de las redes sociales.
  • Tendimos al uso de cms (content management system) opensource y no de cms privativos.
  • Creamos y distribuímos plantillas gratuitas para todo aquel que quisiera usarlas (en HTML y para WordPress)
  • La mayor cantidad de contenido fue licenciado bajo Creative Commons.
  • Tratamos de adherir a estándares (W3C)

Con todo esto, creo que los principales problemas que se pueden presentar a la hora de establecer políticas para la creación de sitios de gobierno son:

Usar cms privativos. Recuerdo que cuando llegamos al gobierno era generalizada la costumbre de contratar a dos o tres empresas que poseían cms propios las cuales, por una razón que aún no término de comprender eran propietarias del contenido y no permitían que lo usuarios pudieran hacer cambios ágiles y hasta embeber un video o cambiar un banner era un “desarrollo” que tenía que ser cuantificado en horas de hombre y valorizado. Estoy hacia que los sitios de gobiernos fuesen elefantes blancos que no podían reaccionar oportunamente a los cambios.

La responsabilidad de la comunicación dígital y la gestión de los sitios debe recaer en los equipos de comunicaciones y no en Informatica. Hoy por hoy la tecnología  es un commodity y la velocidad de los cambios requieren que estos sean rápidos, una buena plantilla de WordPress, Drupal o Joomla permite realizar cambios rápidos en los portales (como agregar un streaming de video o un banner).

Informatica debe colaborar en esto, dando soporte de tecnología y seguridad, pero no siendo quien decide el devenir de los portales de gobierno.

Lo que faltó en esta administración, fue el contar con herramientas de coordinación eficientes, que permitieran realizar acciones digitales coordinadas a lo largo de todo el gobierno, ojalá esta institucionalidad de una suerte de “Agencia Digital Gubernamental”, sea una oportunidad que recoja la administración que asume en marzo.

 

Identidad, responsabilidad e internet

wordle-by-lizzy

¿Quiénes somos realmente cuando estamos interactuando con otras personas en la red? ¿Nos definimos por los mismos parámetros éticos y morales con los que nos movemos en nuestra vida diaria? ¿Somos responsables por nuestros dichos y acciones en internet?

En los pocos años que llevamos conviviendo con internet, el uso funcional y simbólico que le damos a esta herramienta ha cambiado radicalmente. Si hasta hace unos años considerábamos internet como un espacio de “realidad virtual”, donde la red funcionaba como un espacio distinto en donde “vivíamos una realidad paralela”, sin tener un correlato cierto con nuestra identidad y actos; hoy internet y las redes sociales, se muestran como una extensión o proyección de nuestros actos y definiciones.

¿Somos responsables de nuestra presencia en la red? ¿Quién fija los límites y jurisdicciones de cómo han de ser considerados nuestros actos en espacios digitales? ¿Son nuestros actos digitales punibles?

A mi juicio debemos avanzar en varios sentidos, primero en entender que nuestras acciones en espacios digitales pueden tener consecuencias reales y que nuestra conducta debe ceñirse a las mismas reglas que mantenemos en el mundo “real”. Segundo: se debe avanzar en una suerte de nuevo “pacto social”, que incluya en las legislaciones el actuar en la red.

Con todo esto no estoy hablando de censurar, perseguir o coartar la libertad de los individuos, muy por el contrario, creo que es fundamental que entendamos, que tanto en nuestra vida digital, como en nuestros espacios “offline” somos sujetos de derechos y deberes.

Publicado en Revista RT

Letras Privadas: Alicia en el País de las Maravillas



Desde hoy soy independiente

Renuncia

He crecido con y gracias a Renovación Nacional, es mi casa desde hace más de 10 años. Fui simpatizante de la juventud, trabajé físicamente en Antonio Varas, estudié patrocinado por el Partido y he participado en los grandes triunfos y derrotas electorales de los últimos años.

Me tomo muy en serio esto de la militancia, me acuerdo que me tomó más de un año firmar la “ficha” por RN y ahora llevo varios meses considerando la renuncia.

Creo que gran parte de mi vida adulta la he desarrollado ligado a la casa de Varas, muchas de mis alegrías, penas y amigos son de ahí. Mi desarrollo profesional se debe a la confianza que en varios momentos han depositado en mí las directivas del Partido.

Hoy renuncié a mi militancia en el mismo lugar donde alguna vez pasamos la noche inscribiendo candidatos. Pasan ahora por mi cabeza momentos como el consejo general de Mayo del 2005 o el triunfo en las municipales del 2008. Y qué decir, del orgullo y felicidad que fue ganar la Presidencia de la República con un militante de nuestras filas.

No me voy por problemas ideológicos, soy liberal y adhiero a en gran parte, con matices, a los principios y lugar que ocupa en la historia de Chile lo que ahora es RN.

Me voy, porque no me siento cómodo criticando como militante el actuar del Partido, sé lo que cuesta aunar voluntades, he estado cientos de veces en esas complicadas instancias en donde chocan las dos almas de RN y creo que no hay nada peor que el “fuego interno”, posición en la que me siento hace varios meses.

Creo que hoy, me toca ser independiente y tener la libertad de mirar por fuera los procesos que suceden en Antonio Varas.

Es compleja y triste esta decisión y espero que mis amigos militantes y dirigentes, con quienes creo he pasado más tiempo en estos años que con mi propia familia y a quienes conozco en su gran mayoría me entiendan.

He aprendido de cada uno de ustedes, de mis antiguos jefes de la directiva, de mis compañeros de trabajo y de los dirigentes del Partido a lo largo de Chile.

Estoy convencido que ese anhelo que muchos dentro de RN tienen de ser una gran opción inclusiva y liberal, llegará más temprano que tarde y podremos seguir ofreciéndole al país una opción real, tal como se ha hecho hasta ahora desde un concejal hasta el Presidente de Chile.

No sé si esta decisión es para siempre, o es solo una pausa. Espero de corazón que sea lo segundo.

Finalista en los Victory Awards 2013


Estamos muy contentos con nuestros socios, por la nominación que recibimos para los “Victory Awards 2013”.

Para quien no los conozca, podríamos decir que los Victory Awards son al mundo de la consultoría política lo que los premios Oscar al cine, un reconocimiento enormemente valioso al provenir precisamente de los mejores profesionales del sector. Simplemente estando en grupo de nominados, entre los que se encuentran verdaderas vacas sagradas en este mundo, es todo un honor.

La nominación es en la categoría “Campaña del Año – Medios Online”, por la “Campaña Municipal Digital de Renovación Nacional 2012“. Esta campaña no podría haber sido posible sin el apoyo y liderazgo del Secretario General de RN, Mario Desbordes, quién desde el primer día confió en el proyecto y supo del aporte e innovación del mismo.

Otros actores relevantes en esta campaña fueron el apoyo de Autoritas, con la herramienta de Escucha Activa Cosmos y de Blue Company con el soporte tecnológico.

En pocos días se conocerán los ganadores, y los premios se entregarán el próximo día 28 de Marzo en Nueva York, en el Marco de la Poli Conference 2013, un macro-evento que reunirá a las mejores cabezas mundiales en este ámbito, encabezadas por autenticas vacas sagradas como Dick Morris o Jefrey Pollock.

Escucha de Redes Sociales – Noviembre

Escucha de Redes – Noviembre 2012 from pablomatamoros

En este informe, se consideran las menciones realizadas en torno a las personas y conceptos seleccionados realizadas en el mes de Noviembre de este año. En un post anterior se dan detalles de cómo funciona la herramienta de “escucha activa” que estamos utilizando.

El que falten algunos candidatos, se debe a que en su momento se seleccionaron, además de los mencionados, aquellos que tenían relevancia en sus estructuras partidarias.

Seguimiento de Redes Renovación Nacional y Presidenciables


Seguimiento de menciones en la red, sobre RN, Andrés Allamand, Laurence Golborne y Michelle Bachelet. Entre los días 5 y 12 de noviembre (la semana del anuncio del cambio de gabinete).

Resetear la Renovación: Empatía y Conexión

empatia

¿Qué esta pasando?

Más allá de los lugares comunes, análisis electorales, búsqueda de “culpables” y explicaciones varias, creo que es relevante tratar de pensar este proceso y ciclo político desde una perspectiva más profunda, entender el porqué la confianza que la gente depositó en nosotros los años 2008 y el 2009 dándonos amplias mayorías electorales, desde la promesa de ser una mejor opción de gobierno, se transformó en una derrota electoral contundente en menos de cuatro años.

No me cabe ninguna duda que en todos los niveles hemos cumplido en gran parte con esa promesa: ser eficientes en la gestión del país, las cifras y hechos lo demuestran, y ya a estas alturas esta un poco demás repetir los indicadores que lo demuestran.

Pero, en algo hemos fracasado, no hemos logrado mostrarnos empáticos y conectados con los ciudadanos. Puede ser que continuemos entendiendo el liderazgo como en los ochenta-noventa, puede que entendamos la política todavía como una actividad de “cuatro paredes”, a partir de estructuras piramidales y basados en la intermediación lejana entre la autoridad y los ciudadanos.

Es primordial, y ya es una necesidad, que busquemos sintonizar con los ciudadanos, que logremos transmitir nuestros valores y las razones por las cuales llevamos a cabo nuestra actividad política. La aproximación hacia los problemas y la relación con la gente debe ser distinta.

La manera clásica en que se entiende el ejercicio político, paulatinamente esta en crisis, ¿Que pasa con nuestras democracias liberales?. No es por buscar justificaciones, pero hoy alrededor del mundo, todo aquel que ejerce el poder esta en conflicto con los ciudadanos y el modelo de representación está en franca crisis.

¿Pero qué hacemos?, ¿cómo enfrentamos esta realidad como partido político? Es fundamental replantearnos la manera en que nos relacionamos con la gente, no se puede continuar como político hablando desde el podio, es necesario integrar en los procesos de decisión a los ciudadanos. ¿Está preparada nuestra legislación y nuestro Partido para enfrentar estos cambios?

En este cuadro, César Calderon, describe la necesidad y una posible dirección del giro:

(Reprogramar el PSOE, para hackear el Gobierno)

A veces más que una cifra o una muestra de autoridad, se necesita un abrazo, un gesto o un minuto de tiempo. Eso es lo que tenemos que hacer. Es aproximarse a la gente desde los problemas concretos, entender que las necesidades de los ciudadanos son cada vez más complejas y que el liderazgo se ha distribuido y no puede ser “contenido” entre unos pocos.

Es continuar haciendo nuestro trabajo, en todos los niveles, ejecutivo, parlamentario y municipal o en los barrios; pero reparando un tanto en eso: en escuchar, en empatizar. Contamos con líderes que saben hacerlo y podemos ver como ellos mantienen altas mayorías electorales, sólo tenemos que poner más ojo y renovar nuestras prácticas.

Junto con eso, también es relevante actualizar los mecanismos en que decidimos a nuestros candidatos, ¿Se puede continuar decidiendo quienes son los candidatos del Partido en un “comité electoral”?, no será necesario abrirse a espacios más complejos de decisión en donde no sean sólo las cúpulas, quienes toman la decisión de quienes representarán nuestras ideas.

¿Hacia dónde vamos?

Creo que es vital diferenciarnos de los “Labbé”, tenemos que mostrar una cara más amable, alejarnos del lenguaje de la dictadura y dejar de pensar la política como en los años setenta, hablando de “derechas e izquierdas”.

El clásico esquema de “opositores” esta caduco, estamos en un espacio de “colaboración”, en donde es vital, y más allá del discurso, concentrarse en lo que nos convoca más que en lo que nos diferencia. ¿Tenemos que seguir peleando, solamente por diferencias históricas de nuestras casas políticas?

El mundo es cada vez más complejo, y la asociatividad se manifiesta de esa manera, muy alejado de los códigos del plebiscito del 88. Hoy tenemos un Partido en el cual en su declaración de principios seguimos hablando del “pronunciamiento militar del año 73” y en donde no reconocemos nuevas formas de entender la familia.

Entonces, ¿cómo nos planteamos como una fuerza legítima en esta sociedad que cambia a diario y a una velocidad que a veces no nos da un segundo para interpretarla? La sociedad es cada día más dinámica y un Partido político debe poder satisfacer las necesidades de estas y ser claro en poder responder a los cambios asincrónicos que sufre.

Tenemos un gran problema hoy, la gran abstención, es imperativo avanzar en buscar nuevas formas de relacionarnos con los ciudadanos, con rostros más amables y cercanos, es una responsabilidad gigante para con nuestros electores y con Chile.

¿Cómo podemos aspirar a legitimar nuestras formas de gobierno si cada día vota menos población? No es un problema del voto voluntario, es un problema de la oferta que como partidos le entregamos a la gente.

¿Qué podemos hacer?

El golpe de la derrota municipal fue fuerte y varias cosas podemos aprender de estas elecciones, como por ejemplo el que las primarias son el mecanismo preciso para determinar el candidato de un sector o partido. No podemos seguir perdiendo escaños, por culpa de candidatos “descolgados” o “por fuera”.

La lógica de la eterna reelección debe cambiar, ¿porque no nos atrevemos a cuestionar a un alcalde o parlamentario que lleva más de tres períodos en su mandato?. El clásico discurso político del “cambio” está tomando cada vez más fuerza, y la gente saldrá a votar por quienes entreguen esa oferta.

Más de alguna vez he escuchado a muchas autoridades decir “tener X o Z votos”, como si los electores fuesen un bien transable, creo que después de esta elección, esta idea quedó completamente caduca, lo cual abre espacio para nuevos liderazgos, que puedan seducir mejor a la gente.

¿Cómo re-pensamos los paradigmas de la representación política hoy?, ¿Cómo podemos continuar siendo una opción política válida si no somos capaces de traspasar ideas, épica y liderazgo?

Creo que no es momento de culpar a nadie, todos nos equivocamos; ahora tenemos una gran oportunidad, la de poder re-encontrarnos con la gente, de renovar el “pacto”, de volver a ser el Partido más votado y ser una opción real de contar nuevamente con un militante de nuestro Partido como Presidente de Chile.

Tenemos una gran responsabilidad, primero la de acompañar al Presidente en lo que queda del gobierno y de ser capaces de traspasar y traducir sus ideas a los ciudadanos, segundo de construir liderazgos que sean capaces de sintonizar con la población, y tercero, creo, el abrirnos a establecer pactos más amplios con otros sectores políticos. Ya no fundamentados en la calculadora, sino fundamentados en la convicción que son las ideas y propuestas.

¿Qué representamos?

Tenemos que pensar qué valores queremos representar, cual es el espacio político que buscamos ocupar, ¿Somos el mismo Partido que se fundó en 1998?, ¿sigue vigente nuestra declaración de principios?, en estos 25 años han pasado muchas cosas en nuestro país y es preciso y urgente el poder renovarnos o evolucionar, sin perder nuestra identidad, pero buscando un equilibrio mayor con lo que demanda la calle.

El país tiene nuevas preguntas y las respuestas que un partido daba hace 25 años, están un tanto anacrónicas para hoy.

Este no es el fin, pero si es un gran llamado de alerta y creo que es el momento de la renovación y el reseteo de Renovación Nacional.

Escucha Activa: Renovación Nacional

Desde hace unos meses, y por encargo de Renovación Nacional, estamos analizando la presencia digital del Partido, desde nuestra empresa y con ayuda de Cosmos.

Con esto hemos podido proveer a la Secretaría General del Partido, de información relevante de la situación de la institución en medios digitales.

Es un proceso largo y complejo de parametrizar, pero ya tenemos algunos resultados que podemos compartir.

¿Cómo lo hicimos?

La primera tarea fue construir un tesauro (pueden verlo en el informe), es decir una estructura en donde definimos las áreas, conceptos y valores a seguir. Esta esquema es fundamental a la hora de poder ser consistentes en el tiempo.

Este informe contiene la información recogida entre los días 1 y 21 de octubre de este año.

¿Qué contiene este informe?

  1. El Partido
    • Sus valores
    • Presencia de figuras RN
    • Presencia de figuras no RN
    • ¿Qué se habla cuando se habla de RN?
    • ¿Qué se habla cuando no se habla de RN?
  2. Nuestros Líderes
    • Carlos Larrain
    • Andrés Allamand
    • Lily Pérez
    • Manuel José Ossandon
    • Mario Desbordes
    • Franciscos Chahuan
    • Cristián Monckeberg
  3. Otros Líderes
    • Pablo Longueira
    • Laurence Golborne
    • Michelle Bachelet
    • Felipe Harboe
    • Claudio Orrego
    • Ricardo Lagos Weber
    • Evelyn Matthei
    • Carolina Tohá

Los cruces pueden ser infinitos, y en este informe no incluímos cosas, como las debilidades de las marcas-personas o quienes “influyen” ya sean personas o medios en la opinión.

Pero si es interesante analizar y conocer, por ejemplo, cuales son los atributos o las áreas de gobiernos a las cuales se refieren más los políticos, además de conocer los términos que rodean a autoridades e instituciones.

Pueden ver el informe aquí:



o descargarlo en este link